Una crisis que pone a prueba la actualización de las tecnologías del juego

En medio de un proceso en el que las empresas del juego buscan respuestas para paliar los daños del COVID-19, nuestro experto, Matías Celis, se plantea hasta qué punto los operadores y reguladores desarrollaron previamente planes alternativos para responder mejor ante la emergencia global y mantenerse sólidos en términos de negocios.

Por Matías Celis, Especialista Regulatorio en Control y Desarrollo del Juego*

Email: matiascelis10@yahoo.com.ar
Website: https://www.linkedin.com/in/matias-celis-17847414b/

Han pasado 150 días desde que apareció el Coronavirus y comenzó a propagarse, y parece que el mundo ha cambiado radicalmente. Tenemos que retroceder siglos atrás para verificar este nivel de severidad e incertidumbre en las diferentes manifestaciones de una pandemia. Muchos de nuestros hábitos diarios (si no todos) han sido modificados: las formas en que viajamos, dónde y cómo trabajamos, cómo educamos a nuestros jóvenes y niños, y de qué manera nos entretenemos. Quiero analizar este último punto. ¿Cómo está lidiando la industria del juego con esta situación nunca antes esperada, con el juego presencial totalmente paralizado en casi todo el mundo? Además, ¿cómo podemos encontrar algún tipo de solución para reducir el daño que esto está causando al sector?

EVALUANDO EL ALCANCE DEL EFECTO COVID-19
El impacto en sí mismo sobre la industria del juego, en términos de bingos y casinos, sin duda ha sido serio. Hay pocos precedentes en los que podamos encontrar condiciones tan drásticas, con salas de juego vacías y sin operaciones en los principales mercados mundiales. Si bien se está dando una situación similar en otras industrias, con muchas tiendas cerradas, también existen algunas diferencias. Me refiero a pensar en las variables y herramientas que la tecnología proporciona a las entidades reguladoras y los operadores de juego para que dispongan de un plan alternativo, no sólo para enfrentar una crisis o una emergencia como ésta, sino en términos generales. Es importante que las empresas tengan diferentes opciones e iniciativas para mantener la rentabilidad y aumentar los negocios, sin importar el contexto. Esto se aplica, asimismo, a los reguladores sobre los impuestos al juego que recaudan.

LA NECESIDAD URGENTE DE ACTUALIZACIÓN
Al observar cómo los operadores y reguladores actúan hoy en el mundo para hacer frente a esta crisis, noto que no hubo renovación en sus estrategias para protegerse contra este tipo de situación de fuerza mayor. Buscan respuestas urgentes, pero no había planes previos para ser prudentes y mantenerse al día con el avance de las tecnologías. Por lo tanto, considerando las ventajas de estar actualizados en torno al progreso tecnológico del gaming, creo que, en particular para las empresas de Latinoamérica, ha llegado el momento de pegar el salto al universo digital. Me refiero al uso de nuevas tecnologías ya reguladas e implementadas en Europa y en otras partes del mundo, como las plataformas de juegos en línea.

En algunas jurisdicciones de Argentina, los reguladores han tratado de incluir y aprobar esta modalidad, pero esos intentos han fracasado y se estancaron en procesos burocráticos. En otros territorios del país, la regulación de los juegos en línea aún está en desarrollo. Al igual que hace dos décadas, la alternativa a los bingos tradicionales era la instalación de máquinas tragamonedas, lo que hacía que los operadores fueran rentables porque podían seguir existiendo. Hoy, creo que las plataformas en línea ya no son una novedad, sino una necesidad imperiosa. Una vez que se haya incorporado la vertical en línea, las empresas de gaming de LatAm podrán ofrecer una alternativa diferente y atractiva a sus clientes para apostar en cualquier momento y lugar. En cuanto a los reguladores, el hecho de tener en cuenta esta tecnología y regular la actividad les permitirá recaudar mucho más dinero para los Estados y evitar la propagación del juego ilegal, beneficios que fortalecerán a toda la industria.

——————————————

*Abogado matriculado en la provincia de Buenos Aires (Universidad de La Plata), Argentina, con 11 años de experiencia en distintos temas legales, Matías Celis es Especialista Regulatorio en cuestiones de Control y Desarrollo del Juego. Con el correr del tiempo, por su espíritu de investigación y su búsqueda de profundizar sus conocimientos, se convirtió en un experto en normativas y procedimientos sobre explotación del juego, tanto en salas presenciales como en el universo online. Actualmente, integra el bufete de abogados M&M y es consultor de temas normativos relacionados con el gaming.