EE.UU.: Claro avance de las apuestas deportivas en distintos estados

Sigue el crecimiento de las apuestas deportivas a lo largo y ancho de los Estados Unidos.

En Pennsylvania y Mississippi, hubo aumento en los ingresos en enero pasado, mientras que se advierten progresos en las legislaciones de Colorado, Connecticut, Illinois y Montana.

Desde la derogación de la ley PASPA por la Corte Suprema de los Estados Unidos en mayo de 2018, mucha agua ha corrido bajo el puente en ese país. Cada vez son más los estados que no sólo aprueban el juego en línea y las apuestas deportivas en sus territorios, sino que consiguen crecientes ganancias gracias al fanatismo de los apostadores estadounidenses.

Recientemente, dos estados revelaron números positivos para sus ingresos por apuestas deportivas en enero de 2020. La Pennsylvania Gaming Control Board (PGCB) comunicó que el handle total de las apuestas deportivas en enero en Pennsylvania fue de US$348,4 millones, +11,7% con respecto a diciembre de 2019, con un avance de las apuestas online del 3,8% frente al último mes del año pasado. En cuanto a los ingresos de las apuestas deportivas, fueron en enero de 2020 de US$22,8 millones, el doble que en diciembre de 2019. Con respecto al iGaming, hubo ingresos por US$14 millones (+31,4%), con ascensos del 29,1% en las slots online y 78,5% en las mesas de juego online.

Por su lado, la Mississippi Gaming Commission mostró su satisfacción por la suba del 64,5% interanual (enero de 2020 frente a enero de 2019) de las apuestas deportivas, acumulando US$4,6 millones. Los apostadores de Mississippi jugaron US$45,2 millones a los deportes en enero, un crecimiento del 28,4% sobre los US$35,2 millones de enero de 2019.

En cuanto a la legislación, el regulador de Colorado, Limited Gaming Control Commission, aprobó siete licencias y regulaciones estatales para apuestas deportivas. Los siete casinos aceptados podrán ofrecer apuestas deportivas presenciales y online. Cada solicitante de licencia deberán pagar un fee de US$10 mil en forma previa y luego otro de US$125 mil cuando reciba la aprobación. Entre otros proveedores online que se asociaron con casinos presenciales, están Betfred USA Sports, Pointsbet, Full House Resorts y Jacobs Entertainment. Las regulaciones crearon un impuesto de apuestas deportivas del 10% y una tarifa anual de operación de apuestas deportivas que aún no se estableció.

Otro estado que considera legalizar las apuestas es Connecticut. Legisladores están analizando varios proyectos de ley, como el House Bill 5168, que propone que las tribus Mashantucket Pequot y Mohegan, actualmente las únicas entidades con licencia para ofrecer juegos de azar en el estado, y otros operadores puedan solicitar licencias para brindar apuestas deportivas online y vía móviles en el territorio. Una licencia de operador de apuestas deportivas costaría US$100 mil iniciales, además de otros US$750 mil en caso de que la licencia fuera emitida o renovada. Las licencias tendrían una duración de cinco años.

Mientras que en Illinois se calcula que se lanzarán apuestas deportivas en marzo de 2020, según anunció el Gobernador J.B. Pritzker. La consultora Global Market Advisors pronosticó que el mercado de apuestas deportivas de Illinois recibirá apuestas por US$5.200 millones para 2023. Lo mismo sucederá en Montana, con el 9 de marzo como fecha planeada por la Montana Lottery Commission para el despliegue de terminales de apuestas deportivas en todo el estado, a fin de permitir a los consumidores realizar apuestas legales poco tiempo después. Sports Bet Montana, el nuevo producto de apuestas deportivas de la Lotería, será responsable de los terminales que se instalarán en ubicaciones autorizadas.