Montero: “Es un deber del sector ser solidarios con la sociedad en esta crisis”

El directivo reconoce el gran trabajo de los gremios del juego en Colombia, que han propuesto soluciones y ayudado a la recomposición de las empresas y del país.

A partir de un acertado diagnóstico sobre la actualidad, Evert Montero Cárdenas, presidente de Fecoljuegos, destaca el valor de la representación del sindicato en Colombia. Asimismo, comenta el proceso paulatino de aplicación de protocolos en las salas de juego, recalca que la responsabilidad social es una prioridad de todos los afiliados, y promueve el fortalecimiento de las relaciones con el Gobierno, el ente regulador Coljuegos y el sector bancario.

Tras la aprobación del protocolo por parte de las autoridades, ¿cuáles son las primeras ciudades colombianas cuyos casinos han podido empezar a aplicar los planes piloto?
A partir de esta aprobación, se abre un panorama muy importante para la aplicación de los protocolos en los diferentes municipios del país. El 19 de agosto pasado se aprobó el primer protocolo en la ciudad de Cartago, en el departamento del Valle del Cauca. Allí se abrieron siete casinos. Asimismo, hubo un primer piloto de apertura de casinos y bingos en Bogotá, aunque las salas no han abierto aún, lo que afecta al sector. Ayer, hubo allí una movilización al respecto. En Barranquilla, la semana pasada, se autorizó la reapertura de las salas de juego, previa preinscripción y aprobación de los protocolos de bioseguridad. Ibagué y Pereira también recibieron la autorización para implementar planes piloto de casinos. En Medellín, se estima que la apertura será la próxima semana. Estamos trabajando con otras ciudades (Cali, Manizales, Villavicencio) para seguir avanzando en este sentido.

¿En qué consiste el programa solidario que Fecoljuegos y sus miembros están llevando adelante, con paquetes de asistencia para distintas entidades del país? ¿Cómo surgió esta iniciativa?
Son iniciativas de algunos afiliados de la Federación. En este caso, se trató de MozzartBet, una firma de juego online que está llegando a Colombia para retomar el tema de las apuestas deportivas. Hizo una donación de $50 millones para hospitales, en un momento de gran necesidad de recursos. Creemos que es un deber del sector ser solidarios con la sociedad en esta crisis. Por eso, difundimos la responsabilidad social como una prioridad de todos nuestros afiliados, en beneficio de la salud de todos los colombianos. Otras compañías del juego también están ayudando a través de fundaciones.

¿Cómo va a trabajar la Federación, de aquí a fin de año, para colaborar con los operadores presenciales a fin de ir estabilizando sus finanzas? ¿Qué ayuda se podría recibir en ese sentido del Estado y de entidades bancarias?
Venimos trabajando fuertemente con los empresarios para demandar la apertura de las salas. También, solicitamos planes de alivio económico al Gobierno Nacional y al regulador Coljuegos para que se puedan financiar a 36 meses algunos de los pagos de derechos de explotación. Asimismo, propusimos al Congreso y al Gobierno que se pueda exceptuar a nuestra industria de un pago de IVA sobre los arrendamientos; que haya una disminución en el pago de los contratos por la cantidad de máquinas en los establecimientos de juego, y demás medidas en pos de facilitar la recuperación de las compañías de juego. Con el sector bancario, ya nos reunimos recientemente (en este caso, con el Banco Agrario). Pedimos que revisen su vínculo con el sector para poder darnos lugar a la apertura de cuentas y a acceder a créditos bancarios.

Además del casino en vivo, ¿piensa que Coljuegos seguirá autorizando nuevas opciones de apuestas remotas para potenciar esa vertical del negocio?
Sí. La idea es que Coljuegos continúe aprobando esas opciones, no sólo para dinamizar el mercado, sino también para combatir la ilegalidad. En Latinoamérica, hay que seguir controlando y bloqueando el juego online clandestino, sobre todo, de empresas internacionales sin licencia. Deseamos que haya un amplio abanico de posibilidades de juego remoto porque eso hará que el mercado sea más sólido y competitivo.

¿Qué aprendizajes le quedarán a Fecoljuegos de la experiencia de esta reciente crisis por la pandemia? ¿Siente que se ha fortalecido la unidad del sector, así como la solidaridad de todo el pueblo colombiano?
Sin dudas, esta situación nos ha permitido comprobar una vez más que nuestra industria es importante para el país. Recordemos que existen 2.765 establecimientos, ubicados en 417 de los 1.122 municipios que se encuentran en el territorio nacional. La presencia de opciones de entretenimiento es masiva y necesaria. Por eso, todos los colombianos tenemos que estar unidos en pos del bien común. Desde Fecoljuegos, hemos podido ratificar el posicionamiento del sector. Es clave tener mayor visibilidad, que la sociedad sepa del dinamismo del juego, de sus aportes al país (en salud, economía y empleo). Entendimos que los gremios deben ser mucho más fuertes y tener mayor representatividad. Así, el gran reconocimiento es para los gremios, porque han enfrentado con vigor esta crisis, proponiendo soluciones y ayudando a la recomposición de las empresas y de toda la sociedad.