Nevada y Macao sufren muy fuerte impacto del COVID-19 en mayo y junio

Tanto Nevada como Macao tuvieron un desplome en los ingresos del gaming de más del 90% en los recientes meses.

Por el cierre de salas, los ingresos de los principales mercados del gaming mundial se derrumbaron en márgenes del 99,4% y el 97%, respectivamente, en comparación con las cifras de mayo y junio de 2019.

El lockdown de casinos en el Estado de Nevada (EE.UU.) desde el 18 de marzo debido al Coronavirus generó enormes pérdidas para la industria del juego. Si bien abril de 2020 fue el peor mes del año y de la historia (con ingresos totales del juego de sólo US$3,64 millones), en mayo, la situación estuvo lejos de ser próspera. Según la Junta de Control del Juego de esa jurisdicción, en el comparativo interanual con mayo de 2019, los ingresos cayeron 99,4%, de US$981,8 millones (5/2019) a US$5,8 millones (5/2020), con la Franja de Las Vegas entregando US$3,8 millones (el aporte había sido de US$517,3 millones doce meses atrás, un descenso del 99,3%). De hecho, el poco ingreso provino del poker online y de apuestas vía móviles.

En el análisis de toda esta temporada, durante los primeros cinco meses de 2020, los ingresos del gaming en Nevada se retrasaron 45,2% (vs. el mismo período de 2019), con la Franja bajando 44,8%. A nivel impositivo, el Estado de Nevada apenas recaudó US$56,000 en mayo, un 99,9% menos que hace un año. En cuanto al año fiscal, que finalizó el 30 de junio, las recaudaciones por impuestos del juego en el Estado se deslizaron 15,55% para un total de US$598,2 millones.

Los casinos de Nevada reabrieron el 4 de junio bajo los protocolos de control del COVID-19 en salud, seguridad, limpieza y distanciamiento social. Se ha limitado la capacidad de las salas, así como se redujo la cantidad de slots y mesas de juego disponibles para los visitantes.

Por su parte, de acuerdo con las cifras publicadas por la Oficina de Coordinación e Inspección del Juego (DICJ), los ingresos brutos del gaming (GGR) en Macao retrocedieron 97% interanual en junio de 2020 a MOP$716 millones (US$89,93 millones), su total más bajo hasta la fecha y el tercer mes consecutivo en que los ingresos han caído en más de 90 puntos porcentuales. Esto se debió al cierre de salas y también de las fronteras, impidiendo la llegada de apostadores desde Hong Kong y China continental. En abril, los indicadores del GGR se habían sumergido 96,8% a MOP$754 millones (US$94,70 millones), mientras que en mayo, el desplome había sido del 93,2% a MOP$1.760 millones (US$221,05 millones). Para los cinco meses iniciales de 2020, el descenso del GGR fue del 77,4% interanual a MOP$33.720 millones (US$4.235,07 millones) frente a MOP$149.500 millones (US$18.776,50 millones) del mismo período en 2019.