Rodríguez: “Colombia busca seguir exportando jugadores y deportistas talentosos para competiciones mundiales de Esports”

Este experto gamer analiza no sólo títulos y características, sino que también considera las estrategias de marketing detrás de cada propuesta de entretenimiento.

David Rodríguez es jugador de Fortnite y forma parte de la Liga Vallecaucana de Deportes Electrónicos a nivel regional. También es Delegado en la Federación Colombiana de Deportes Electrónicos en la categoría Fortnite, administrador deportivo, gamer, streamer y diseñador. En esta nota, describe su experiencia y la evolución del mercado, y valora la interacción con sus seguidores.

Por Alejandro Caminos, periodista, guionista y colaborador de G&M News.

¿Cómo comenzó tu relación con el universo de los videojuegos?
Se inició a los ocho años, cuando, por fortuna, mi padre nos regaló a mi hermana y a mí la consola SNES. Al poco tiempo, y con el ordenador, me di cuenta que existe una infinidad de juegos. Luego, seguí jugando con videojuegos de PC. De hecho, no me considero un consolero porque partí desde la SNES y me quedé ahí.

Jugaste y competiste en Warzone y ahora te dedicas al Fortnite, dos títulos del estilo Battle Royale. ¿Qué ves de atractivo a este tipo de juego y al género en particular?
Lo que me llamó la atención de ellos fue su competitividad y el concepto de los Battle Royale de que quede un jugador o un equipo en pie. Las exigencias que pide se consiguen únicamente practicando, estudiando estrategias, conociendo las zonas, sabiendo rutas dentro del mapa, movilizándose y teniendo feeling con tus compañeros. Estas demandas a nivel técnico me parecieron interesantes y fueron muy importantes para los Esports en sí porque se empieza a tomar en cuenta el rendimiento.

Fortnite supuso una gran revelación en el gaming, pues además funciona como plataforma social. ¿Por qué te parece que alcanzó el éxito? ¿Crees que podrá mantener ese reconocimiento entre los gamers?
El Fortnite debe su éxito a su sistema de construcción. Implica no sólo atacar a tu enemigo o esconderte dentro de estructuras ya fijas en el mapa, sino también disponer de un tipo de defensa que permite una libre construcción y una edición a gusto del jugador. Hasta el momento, ningún título tenía esa modalidad. Además, ha sabido reinventarse con el paso del tiempo. En ese sentido, aprovechó muy bien ciertas estrategias de mercado, como las alianzas con artistas y compañías de entretenimiento o de cine. De cara al futuro, creo que, para mantener ese éxito, tiene que ir un paso adelante de las actuales tendencias, como propuestas de otras compañías al estilo Fall Guys: Ultimate Knockout.

De hecho, Fall Guys también supone un estilo de Battle Royal diferente, y está en pleno auge. ¿A qué atribuyes este suceso?
Fall Guys toma el concepto de Battle Royale, se acoge a él y crea una nueva propuesta donde no se utilizan armas, si no que importan más las habilidades de una persona, como el desplazarse dentro de un mapa, superar obstáculos y todo lo que conlleva una partida de ese juego. Hay algo muy interesante y bueno: implementa retos, como el desarrollo de la memoria. En definitiva, son juegos que siempre marcan tendencia por lo novedoso de sus propuestas frente a un público aburrido y acostumbrado a jugar siempre a lo mismo. Recalco esa cuestión de poder adaptarse a cualquier propuesta de marketing, porque estas compañías se proyectan con ese tipo de alianzas, como ha hecho Fortnite.

¿Cuál es la actualidad del Fortnite en Colombia? ¿Lo juegan muchos usuarios? ¿Realizan varios torneos?
Colombia tiene una cantidad de usuarios muy alta. No creo que sea de las más altas en Latinoamérica, pero está creciendo considerablemente. El juego todavía sigue en auge y los usuarios siempre están renovándose. Los torneos que se realizan son amplios, además de que compañías privadas incursionaron aquí en ese título y en plena cuarentena para proyectar su marca. Estas empresas toman nota de si en el juego hay muchos usuarios o si se pueden realizar torneos.

En Colombia, los juegos para móviles son los preferidos de los usuarios. Como delegado a nivel nacional de Fortnite, ¿por qué el jugador colombiano no utiliza tanto la PC o la consola? ¿Hay posibilidad de crecimiento para estos dispositivos?
Tiene que ver con un tema de accesibilidad. Por ejemplo, Free Fire es más accesible, ya que está diseñado para que usuarios con celulares de baja gama en adelante puedan disfrutar del juego. Si diseñas un juego para un dispositivo que puede abarcar a una mayoría de usuarios, obviamente, va a tener mucha mayor recepción. En cambio, una consola es costosa y un ordenador, mucho más. La comunidad mobile tiene la facilidad de poder acceder a las entregas que hacen las compañías, que están pensando mucho en esto. Incluso, las empresas prefieren lanzar productos con mayor jugabilidad y gráficas de menor calidad, adaptables a la mayor cantidad de plataformas posible. Así, hay espacio de crecimiento para consolas y PCs, pero serán para gente con los recursos suficientes como para adquirirlas, dado su alto costo. La realidad es que, hoy, los tiempos no se prestan para que la gente incursione en una consola o en un ordenador a la hora de iniciarse en el mundo de los Esports. En algún momento, habrá un equilibrio gracias al mismo auge de los deportes electrónicos.

Además de jugar, realizas streamings en vivo y eres un gran usuario de las redes sociales. ¿Cómo se establece la interacción con tus seguidores? ¿Qué mensajes intentas transmitirles?
Realizo transmisiones desde hace no mucho, pero me he dado cuenta de varias cuestiones. Los seguidores siempre buscan la manera de participar en lo que uno está haciendo. Cuando uno hace streaming, tiene que estar pensando en voz alta porque es más atractivo ver a una persona que comenta cualquier cosa y da lugar a que los espectadores complementen tu idea u ofrezcan algún remate a lo que se te ocurrió en ese momento. La interacción con ellos ha sido muy sana y acorde a lo que hago, con buena respuesta. Es interesante ver cómo tu contenido le llega a la gente. Eso te motiva a seguir creciendo. Cuando me comunico por las redes, en lo personal, siempre trato de ser lo más neutral posible. No hablo de posiciones políticas ni de temas polémicos. Mi única finalidad es entretener y hablar como si lo hiciera con un amigo o con cualquier persona conocida y pasarla bien. El mensaje es que los juegos son para entretenerse en forma sana. En mis transmisiones, no aparento ser un personaje o alguien que no soy, como hacen algunos YouTubers o streamers. Todo radica en no ver esto como una profesión, sino como un hobby que comparto con los demás.

Twitch se convirtió en un gran canal de transmisión que excede al gaming. ¿Qué opinión te merece? ¿Cuál será el futuro de esta app y cómo influye la aparición de Facebook Gaming?
Twitch es la plataforma líder en transmisiones desde hace rato y amplió sus horizontes más allá de los videojuegos. Esto no es para nada negativo, ya que la palabra streaming no tiene por qué relacionarse sólo con los videojuegos. Sí es verdad que Twitch está entrando en una zona en la cual, en un futuro, se le complicará crecer por la entrada de Facebook Gaming. Recuerdo que, hace un año, traté de transmitir en Twitch con la misma intención que lo hago ahora, y es más complejo para una persona que inicia en Twitch poder darse a conocer. A esta altura, en esa plataforma ya hay demasiada gente y muchos están bien posicionados. Facebook Gaming va a afectar a Twitch porque Facebook tiene más usuarios y cuenta con una función de grupos, lo que brinda la posibilidad de conectarse con más personas.

¿Cómo está posicionada Colombia en LatAm en torno a los videojuegos? ¿Podrá avanzar en los próximos años?
Colombia está dentro de los cinco territorios de Latinoamérica con mayor cantidad de jugadores. A nivel profesional, se ubica entre los primeros, con Brasil, México y Argentina. Todos estos países han sacado muy buenos jugadores de distintas disciplinas, que los representaron bien en el plano internacional. Ahora, nosotros estamos en una etapa en la que Colombia se está organizando formalmente para poder seguir exportando jugadores y deportistas talentosos, a fin de proyectarlos para competiciones mundiales de Esports. Se están dando buenos pasos y, si se cuenta con el aval de las entidades oficiales de nuestro país, las proyecciones serán muy prometedoras. Somos uno de los países que pelean fuertemente por sacar adelante ese talento y no frenaremos este impulso.