Rodríguez: “Los afiliados ya están establecidos en LatAm y que cuentan con tráfico importante de clientes potenciales”

Gabriel Rodríguez, gerente de Marketing de Jazz Gaming Solutions.

En situaciones de crisis como la que vivimos, hay herramientas que pueden ayudar a potenciar los ingresos. Gabriel Rodríguez, gerente de Marketing de Jazz Gaming Solutions, aborda este asunto al considerar el valor de los afiliados, la necesidad de contar con programas de lealtad y la urgencia de que los operadores se posicionen con nuevos canales de productos ante la imposibilidad de brindar apuestas deportivas.

¿Qué aspectos resaltaría del servicio de plataforma de afiliados de Jazz Gaming?
La plataforma se creó con el fin de proveer todas las herramientas necesarias, tanto para el operador como para el afiliado. Nuestra meta es que puedan usar un servicio user friendly y completo en todos los aspectos. Les permitimos a los operadores ser autosuficientes con el manejo de sus afiliados, el pago de comisiones y la recopilación de datos.

¿Por qué en LatAm el tema de afiliados no tiene aún el peso y el reconocimiento que sí existen en Europa? ¿De qué forma los mercados emergentes pueden aprovechar las ventajas que supone contar con un Programa de Afiliados bien organizado?
Europa, Norteamérica y otros mercados se consideran sectores ‘kilometrados’, en el sentido de que los afiliados son un tema desarrollado, que viene de una evolución continua en estrategias e implementaciones. LatAm todavía es considerado por muchos como territorio nuevo y con mucho potencial. Por temas socioculturales, el manejo de afiliados es de menor cantidad, pero con avances importantes en los últimos años. Al haber una sobreoferta por parte de operadores en los mercados tradicionales, éstos tienden a buscar nuevas oportunidades donde pueden posicionarse con mayor rapidez. Una de las maneras más rápidas de posicionarse es por medio de afiliados que ya están establecidos en estos países de LatAm y que cuentan con tráfico importante de clientes potenciales.

¿Cómo deben manejar los operadores la cuestión de las promociones en una situación de crisis como la que se está viviendo a nivel global? ¿Qué tendrán que hacer las salas de LatAm para atraer a los clientes tradicionales y captar a nuevos jugadores, de manera responsable y segura?
Debido a la crisis actual y la falta de opciones de apuestas, los operadores deben enfocarse en lo que tienen o en lo que pueden tener para contrarrestar la situación. Por dar un ejemplo, un operador que mantiene una cantidad importante de clientes en su casa de apuestas deberá buscar desarrollar su oferta de productos, como el casino en línea, las carreras de caballos, los juegos virtuales, el poker comunitario y demás. Además de esto, para una mayor retención de nuevos clientes, deben o deberían contar con un amplio programa de lealtad que premie a sus jugadores y los mantenga regresando en el corto y largo plazo.

En líneas generales, ¿qué oportunidades puede precisamente generar una crisis a la hora de plantear estrategias innovadoras y nuevos mecanismos de difusión de marca? ¿Pueden ser de utilidad en este momento las alianzas con empresas de otras industrias para transmitir un mensaje de solidaridad y sinergia?
Sabemos que la crisis está afectando al sector económico en general, desde el punto de vista de diferentes industrias. Como efecto residual de esto, los clientes probablemente cuenten con menos flexibilidad en sus gastos y terminen recortando actividades como las de nuestra industria. Por un lado, es importante el factor de la empatía, y aquí es donde debemos siempre mantenernos en su top of mind a la hora de que el cliente decida retornar a sus actividades habituales. Los operadores deben enfocarse en lo que tienen fuera de los deportes y buscar posicionarse con nuevos canales de productos y opciones para el cliente.