Guillermón: “El crecimiento de los Esports nos vino bien para mostrarnos y tener una marca conocida en el ambiente”

Odin Gaming es uno de los grandes animadores de la escena de los Esports en Latinoamérica, con base en Argentina y Chile. Conversamos al respecto con Lucas Guillermón, CEO y fundador del club, quien plantea la importancia de mejorar los contenidos en las plataformas de streaming, analiza la participación de su equipo en varios títulos, y postula los desafíos de manejar una entidad que busca seguir progresando y potenciando a toda la comunidad de los Deportes Electrónicos en la región.

El entrevistado dice que intentarán sumar presencia en juegos para móviles y anticipa que están armando una plataforma de productos aptos para distintas marcas.
El entrevistado dice que intentarán sumar presencia en juegos para móviles y anticipa que están armando una plataforma de productos aptos para distintas marcas.

Por Alejandro Caminos, periodista, guionista y colaborador de G&M News.

¿Cómo surgió Odin Gaming? ¿Cuáles son los valores que buscan transmitir en la escena deportiva? ¿Cuál es la identidad del club, en base al nombre que eligieron relacionado con la mitología nórdica?

Odin nace en un restaurante, en un almuerzo con un amigo con el cual jugábamos muy seguido al League of Legends. Lejos de ser buenos, nos dio curiosidad la escena nueva que se había creado hacía no mucho y decidimos armar un equipo. El nombre surge de que somos fanáticos de la serie ‘Vikings’, y de la cultura nórdica en general, en cuanto a sus costumbres, su actualidad, los países, la política y demás. Queríamos ser distintos, hacer bien las cosas y tener una identidad propia para que la gente nos siguiera.

En 2020, tuvieron un gran año con la obtención de dos Open Season y ascendieron a la Liga de Honor de LoL. ¿Qué representó esto para ustedes, en un año marcado por la pandemia y el enorme crecimiento de los Esports?

Fue un desafío increíble y aún hoy continúa siéndolo. Se nos presentó algo único y complejo a la vez, como lograr ascender a un circuito oficial en sólo cinco meses. ¿Planificado? Puede ser. ¿Impensado? Seguro. Pasamos de ser un grupito de amigos con aspiraciones a tener que preocuparnos por el bienestar de otros jugadores, ambiciones, objetivos, ingresos y egresos. Son aspectos con los que cualquier emprendedor debe lidiar en su primera aventura. La pandemia nos potenció. Teníamos nuestros propios trabajos, pero la modalidad actual de desempeñarse vía remota nos ayudó a estar 24/7 para el proyecto. El crecimiento en general de los Esports nos vino bien para mostrarnos rápidamente y tener una marca relativamente conocida en el ambiente.

¿Cómo es ser el CEO de un club arraigado en Chile y Argentina?

No me gusta tanto llamarme CEO. En Odin, siempre apostamos por la idea de familia y eso facilita las cosas a la hora de estar en diferentes países. La mala situación económica de los últimos años en Argentina nos hizo mirar también un poco hacia afuera. Ahí desembarcamos en Chile, donde nos recibieron de maravillas. El desafío fue encontrar con quién asociarse, montar una estructura de empresa en dicho país y cumplir con los temas legales requeridos por la liga. Es lindo estar a la cabeza de un proyecto de estas magnitudes. A veces, me gustaría que fuera más tangible. Tengo esas mañas aún de querer ser parte de todo. No me pierdo ni un entrenamiento y ahí estoy escuchando siempre.

Actualmente, participan en Valorant, CS:GO, LoL y FIFA. Como ejecutivo que eres, ¿cuáles son tus claves para poder administrar y manejar un club con tanta presencia en distintas disciplinas?

Tener varias ramas deportivas ayuda mucho a la marca y al contenido para los fans. Pero es realmente agotador y tienes que aprender a delegar y transmitirle a quien gestione el equipo los valores y fundamentos acerca de por qué hacemos lo que hacemos. Si esto no es así, todo se vuelve en contra y, como dice la típica frase: “El que mucho abarca poco aprieta”. A veces, realmente estamos sobrepasados. Todavía no somos muy grandes y estamos en pleno crecimiento. Si no se hacen de forma prolija, estas expansiones resultan más dañinas que beneficiosas.

¿Tienen pensado ampliarse a otros juegos competitivos?

Sí. Queremos de sumar juegos mobile. La tecnología, si bien es genial, genera algunas brechas y desafíos por superar. No tener una PC Gamer hoy puede dejarte afuera de alguna competencia. En cambio, el mundo mobile se desarrolló exactamente para eso, para que cualquiera pueda jugar desde su dispositivo con mínimos recursos. Ahí es donde Odin quiere llegar y potenciar eso aún más. De todas formas, tenemos que acomodarnos un poquito mejor para poder hacerlo de la mejor manera.

¿En qué consisten las ‘propuestas disruptivas’ de parte de Odin Gaming dentro de las plataformas de streaming? ¿Qué rol tienen estas plataformas en el gaming actual?

El potencial del streaming está lejos de ser alcanzado. Por temas generacionales, hoy se prefiere ver el contenido que uno quiere, del creador que uno desea y cuando lo desee. Las grillas de TV, en las que uno debe amoldarse a ese contenido, están perdiendo rating y es ahí donde nosotros tenemos que ofrecer algo mejor. Hay que utilizar estas necesidades a demanda para traer un contenido de calidad, no sólo para gamers, sino también para padres y otras generaciones quizás no tan relacionadas con nuestro mundo. Obviamente, vamos a estar en el nicho más gamer, pero eso es lo que todos hacen en la actualidad. Nosotros intentaremos ir un poquito más allá.

Hoy, las marcas tienen un rol primordial en los Esports. ¿Cuáles son las estrategias de ustedes para conseguir marcas y patrocinios?

Estamos armando una plataforma de productos donde cualquier marca pueda ser relacionada con este maravilloso mundo de los Esports. La idea es publicitar una marca y darle un sentido. No puedo adelantar mucho, pero estamos preparando algo importante que saldrá en unos meses.

¿Cuál es tu visión con respecto a la escena competitiva en Latinoamérica?

La escena progresó muchísimo y la pandemia nos potenció a todos. Pero, como comunidad, debemos ser mejores. Tiene que haber una evolución global, no sólo en términos tecnológicos, de las transmisiones y los equipos, sino también en los espectadores, los consumidores, los jugadores y la comunidad en general.

¿Cuáles son las expectativas y las metas para este año?

Nuestra meta a nivel empresa es seguir colocando nuestra marca en diferentes lugares, ser más reconocidos y seguir captando público. A la vez, tenemos que mejorar nuestro contenido e ir subiendo la calidad que se entrega, perfeccionar las condiciones de cada jugador que esté en Odin y lograr un proyecto sostenible en el tiempo. Debemos ser mejores y más sólidos de puertas para adentro. A nivel deportivo, seguramente estaremos desembarcando en otro país y, si las condiciones mejoran, consolidarnos en Argentina como se hizo en Chile. También tenemos estipulado empezar a desarrollar infraestructura adecuada para nuestros deportistas, lo que representa una inversión muy grande. Si somos prolijos, será posible. Nos espera un 2021 movido, complicado y desafiante. Ojalá más gente se quiera sumar a esta familia y, de a poco, poder dar pasos firmes que nos lleven hacia donde están parados otros equipos muy importantes. Para mí, un ejemplo es Furious Gaming, que está mostrando un trabajo de alto nivel. Gonzalo García (su CEO) es una persona a la que admirar y tener como referente de esa evolución. Estoy seguro de que algún día llegaremos ahí.